Taller

Como alinear la dirección (1)

Dsc01423.jpgSupongo que no hace falta que explique que la línea que deben recorrer nuestras ruedas delanteras cuando giran ha de ser totalmente paralela. En el caso de las ruedas traseras esta opción viene predeterminada por el eje rígido y que no sean directrices en ningún momento, lo que nos ahorra el tener que equilibrarlas.

Por tanto, nos vamos a centrar sobre las delanteras y decir que si las dos ruedas no dibujan la misma trazada y guardan un paralelismo cuando circulamos, nos vamos a encontrar con un desgaste irregular de uno de los dos neumáticos y podremos observar (en el caso de haber una diferencia muy grande de simetrías entre ruedas) que nuestro quad no mantiene una línea recta y que debemos hacer más fuerza de un extremo del manillar que de el otro para mantenerlo en su trayectoría.

Dsc01422.jpgDsc01423.jpgEl hecho de haber tenido que cambiar una rótula de dirección o una de las barras implica que deberemos alinear la dirección. Un golpe en las ruedas o el desgaste de los kilómetros recorridos con nuestro quad también nos obligará a hacer una revisión de la misma periódicamente.

Una comprobación sencilla para saber si las ruedas están mal alineadas es la de circular por asfalto en línea recta y soltar el manillar momentaneamente para ver si nuestro quad sigue circulando por su sitio o se desplaza hacia un lateral, evitando caer en la trampa de que esté un neumático más desinflado que otro, lo que nos daría la misma sensación. En caso de que el quad se desplace coja la inercia de desplazarse siempre hacia un mismo sitio que no sea la línea recta puede significar que las ruedas delanteras están mal equilibradas.

Vamos a poner remedio y podréis comprobar cómo no es tan difícil volver a poner las cosas en su sitio. Lo único que vamos a necesitar es un trozo de cuerda, que no sea la típica de esparto porque su textura es irregular y no nos dejará apreciar bien las diferencias de una rueda a otra. Mejor una cuerda fina que nos quede totalmente tensada al tirar de ella, como la que se utiliza en la plomada de los paletas.Dsc01801.jpg
Dsc01802.jpgAparte de la cuerda, os recomiendo para medir las holguras, un pie de rey como el que veis en las fotos y la llave o llaves necesarias para hacer girar el brazo de dirección.

Para alinear la dirección solo necesitaremos un rollo de cuerda, un pie de rey y una llave fija para mover el brazo.
Ata la cuerda al eje.

Dsc01803.jpgDsc01804.jpgAntes de empezar a trabajar sobre la dirección, nos debemos asegurar que el manillar está bien centrado y que las ruedas se encuentran centradas y sobre ninguna se ejerce más presión que la otra así como que las dos están correctamente infladas.

Pues bien, es fácil de entender: cogeremos el cordel y lo ataremos al eje trasero para poder tensar más tarde. Daremos un par de vueltas como mínimo al quad con la cuerda de manera que esta quede bien tensada y centrada en su recorrido con el centro de las ruedas. A partir de ahí, con el pie de rey, mediremos la distancia que existe desde la llanta hasta la cuerda de ambas ruedas. En caso de ser distinta en una rueda que en otra, procederemos a dejarlas iguales.
Dsc01800.jpgDsc01805.jpgDsc01806.jpgPasa la cuerda alrededor del quad con la cuerda bien tensada.

Para ello, la tónica que siguen el 90 % de los quads suele ser la misma: cuando giramos el brazo de dirección hacia la izquierda o derecha, la rueda sobre la que estemos trabajando, se desplaza hacia el interior o exterior en función de lo que estemos buscando. Ello se debe a que las dos rótulas de dirección de cada extremo acostumbran a venir con roscas invertidas, es decir, que una de ellas rosca a derecha (como cualquier tornillo) y la otra a izquierdas (invertida) con lo que se consigue este efecto de tensar o aflojar según giremos el brazo en una dirección u otra.
Antes de nada, verifica que el manillar está bien recto. Da un par de vueltas con la cuerda al quad. DSC01807.jpg
Dsc01809.jpgDsc01808.jpgPara girar el brazo de dirección, tan solo debemos aflojar las dos contratuercas que vienen a ambos lados de las rótulas y podremos ir ajustando los brazos hasta encontrar entre las dos ruedas delanteras una simetría perfecta.

Una vez tengamos el resultado que buscábamos, volveremos a apretar las dos contratuercas de las rótulas para evitar que el brazo se pueda abrir o cerrar con las vibraciones y movimientos del quad y rodaremos un poco con nuestro quad para verificar que hemos conseguido el resultado que queríamos, en caso contrario volveremos a empezar otra vez la misma operación.
Con el pie de rey verifica la distancia entre la cuerda y la llanta de ambos lados.

En caso de que la distancia no sea la misma, ajústala con el brazo de dirección.
Una vez ajustada, volver a medir hasta conseguir el resultado que buscamos.

Por norma general, las dos rótulas de dirección acostumbran a funcionar tal como os lo he explicado, sin embargo, nos podemos encontrar (no es normal) con que las dos tengan la rosca a derechas, con lo que para poder abrir o cerrar la dirección estaremos obligados a sacar una de las dos rótulas de su alojamiento para poder equilibrar la dirección.

Nada más, como podéis observar, no resulta especialmente complicado y podéis hacer una simple comprobación rutinaria de vez en cuando sin necesidad de tocar nada con la cuerda y el pie de rey, o una regla si no disponemos de esta herramienta.

Etiquetas: , ,

Cerrados los comentarios para esta noticia